Galactic Research Institute of the Foundation for the Law of Time

Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos

Resumen y Revisión

Incluyendo: El lugar de la Noosfera en la Evolución Cósmica,
Aplicación de la hipótesis de la Transición Biosfera-Noosfera

Resumen y Revisión del Congreso

A lo largo de un periodo de cinco días, 3-7 de la Luna Eléctrica (22-26 de septiembre de 2006), en el Parlamundi de la Fraternidad Ecuménica de la Legión de la Buena Voluntad, Brasilia, Brasil, unos 300 participantes de 19 países llevaron a cabo un evento que marcó un despertar consciente a la siguiente etapa de la evolución universal de la materia a favor del avance de la vida y la conciencia en este planeta. La agenda incluyó a unos 20 distinguidos expositores que hablaron de una variedad de temas relacionados con la crisis biosférica, elucidando las causas y soluciones, definiendo la amenaza de permanecer inconscientes respecto al efecto de las corporaciones transnacionales en nuestra salud y bienestar, o proporcionando percepciones integradoras acerca de las elevadas posibilidades de la conciencia humana en este rápidamente cambiante guión, la transición biosfera-noosfera. (Próximamente, Apéndice I: Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos, Programa Diario con los detalles de los expositores y sus tópicos).

Utilizando esta matriz de información altamente estimulante como trampolín para nuevas perspectivas, tres comisiones fueron organizadas mediante un proceso de auto-selección: la Comisión de la Operación de Rescate de la Tierra; la Comisión del Congreso Biosférico Permanente; y la Comisión de la Asamblea Mundial Noosférica Ecológica Espiritual. El propósito de la organización de las Comisiones fue demostrar que no sólo había la voluntad de entender y analizar los problemas y la naturaleza general de la biosfera, sino que podía generarse un programa de acción para resolver de manera creativa y positiva las cuestiones de la crisis global causada por el ser humano. Dentro de las limitantes de los cinco días, las Comisiones hicieron sus proyecciones y fechas límite iniciales para lograr sus metas. Su reto real será continuar con su trabajo tras el Congreso, y permanecer en comunicación unas con otras. El siguiente Congreso Mundial, enfocado específicamente en la Noosfera, se efectuará en Japón a mediados de 2009. Para esas fechas, las Comisiones habrán completado la primera etapa de su trabajo: la planeación y creación general de programas y proyectos iniciales. (Próximamente, Apéndice II: Resumen de los Reportes de las Tres Comisiones).


La aspiración común que unificó al Congreso fue la profunda preocupación por un positivo avance evolutivo respecto al estado de crisis actual, ahora al borde de la catástrofe mundial. Si hubo un punto espaciotemporal de convergencia que vinculara las tres Comisiones, fue la propuesta de establecer la República de Altai como la primera “reserva noosférica” del mundo. Para la Operación de Rescate de la Tierra, este asunto implica la salvaguardia de una región prístina de la Tierra y su cultura de la amenaza inminente de la globalización; la ratificación de la preservación de esta tierra constituiría un acto primario del Congreso Biosférico Permanente, y el estatus ejemplar de Altai proporcionaría un caso de prueba para la Asamblea Mundial Noosférica Ecológica Espiritual con el que podría establecer los criterios para desarrollar nuevos estándares para la educación y política pública noosféricas.

Hubo varios momentos notables en el Congreso, incluyendo: el comienzo del programa de cinco días con la participación de cinco indígenas del Amazonas en vestidos tribales con oraciones y canciones muy espirituales para el éxito del Congreso; el video educativo brillantemente realizado acerca de nuestra frágil biosfera, presentado por Tiahoga Ruge, directora de Educación y Capacitación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de México; el igualmente fascinante video acerca de la noosfera presentado por Lyubov Gordina, Presidenta de la Asamblea Mundial Noosférica; las maravillosas e interactivas demostraciones de educación noosférica ejemplificadas por Talgat Ashabakov y Nina Goncharova; la descripción bien organizada y sistemáticamente metódica del “imperio invisible” de las corporaciones transnacionales, presentada de modo efectivo por el estudiante graduado Adriano Gonçalves; el momento dramático en el discurso de Roberto Crema, Rector de la Universidad para la Paz, de Brasilia, cuando la energía eléctrica súbitamente se interrumpió, dando a cada quien un momento post-tecnosférico gratuito de unidad; la elocuente apelación a un gobierno mundial unificado por parte del veterano trabajador por la paz, Sir Reinhart Ruge, co-Presidente de la Asociación para una Constitución y Parlamento Mundial; la edificante presentación del trabajo experimental sobre la naturaleza electromagnética de la telepatía noosférica, por Alexander Trofimov, de la Academia de Ciencias de Rusia, Novosibirsk; la aparición ceremonial y mensaje universal de Brontoj Bedurev, líder espiritual de la República de Altai, quien honró al organizador del Congreso, José Argüelles, por sus esfuerzos a favor de la biosfera en general, y del pueblo y la tierra de Altai en particular, al prenderle la medalla Vernadsky de la ciencia en el abrigo que recién él le había puesto. Brontok también obsequió bufandas tradicionales al co-organizador, Vandir Casagrande, y a los encargados de las tres comisiones, Lyubov Gordina (Asamblea Noosférica), Pedro Hernández (Congreso Biosférico Permanente), y Alejandro Chávez (Operación de Rescate de la Tierra). Finalmente, pero no menos importante, y manifestando completamente la realidad y la naturaleza de la nueva conciencia, se tuvo la presentación en video brillantemente ejecutado de la meditación diaria del cubo del orden sincrónico por el video-artista colombiano Ariel.

Más grande que la suma de las palabras y acciones del Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos, hubo el sentimiento de que, surgiendo del fermento de las interacciones grupales, estaba el amanecer del próximo horizonte de la evolución cósmica tal como está manifiesta en este planeta: el Horizonte de la Noosfera.

Recomendaciones del Congreso

Las recomendaciones del Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos están comprendidas en la implementación de los programas de acción de las tres Comisiones, durante los siguientes seis años, como una amplia re-concepción del lugar del ser humano en la transición evolutiva de la biosfera hacia la noosfera. Unos reportes más completos y de avances se tendrán próximamente.

En general, estas recomendaciones pueden resumirse así:

  1. La creación de una Operación de Rescate de la Tierra, inicialmente, como una red de recolección de información y de coordinación, señalando los lugares en el planeta que experimenten crisis humanitaria y/o biosférica, y coordinando los tipos y categorías de las crisis con agencias de ayuda locales y planetarias; esta Operación se expandirá, en su tiempo, para incluir la creación e implementación de medidas para proteger la Tierra - incluyendo la formación del modelo piloto de la República de Altai en Reserva Noosférica - y la formación de nuevas agencias para transmitir modelos alternativos de conocimiento concernientes a la agricultura, la destoxificación de los recursos, la salud, la dieta, y la planeación y construcción de comunidades que servirán para regenerar tanto las áreas humanas como las áreas de la Tierra que hayan sido desgastadas o agotadas por la rapacidad tecnosférica. Con el paso del tiempo, el trabajo de la Operación de Rescate de la Tierra será preventivo y regenerativo, así como remedial.

  2. El establecimiento del Congreso Biosférico Permanente. La crisis del cambio climático global es una que no respeta fronteras nacionales. Es una crisis de toda la biosfera como sistema entero que necesita nuevos modelos de entendimiento que no estén obstaculizados por las estructuras legales y de comercio cada vez más intrincadas y complicadas que regulan la Tierra concebida como un conglomerado de 190 naciones-estado, que están en realidad gobernadas por un “imperio invisible” de corporaciones transnacionales. Para este fin, se le ha dado al Congreso Biosférico Permanente la orden de establecer un nuevo forum de interacción humana basada en la sensibilidad ante la biosfera como un sistema entero. El Congreso debe definir y designar bioregiones discretas de la Tierra (en coordinación con las organizaciones orientadas bioregionalmente ya existentes), así como definir los representantes y delegados potenciales de estas bioregiones. Además, la Comisión debe definir áreas jurisdiccionales para el nuevo forum, incluyendo: intercambio y comercio, protección ambiental, desarme, desincorporación de las corporaciones y redistribución de los medios de la riqueza y del poder, sistemas de energías alternativas, procesos de desindustrialización, exploración de redes alternativas de transporte global, etc., así como determinar la formas de gobierno del Congreso y los medios para implementar sus políticas y recomendaciones. El apoyo a la Operación de Rescate de la Tierra en asuntos particulares, tales como el establecimiento del Protectorado Noosférico de Altai, con recomendaciones para nuevas políticas de intercambio comercial y de energías alternativas, ayudaría a definir los estándares para la conversión de otros “estados-nación” en bioregiones autónomas.

  3. La implementación y activación de la Asamblea Noosférica Mundial. Este cuerpo ya ha sido establecido, y se ha hecho mucho trabajo para crear una constitución, guías de operación, definición de las esferas de actividad y de los mecanismos de coordinación. El rol de la Asamblea Noosférica Mundial (constituida originalmente como Asamblea Mundial Noosférica Espiritual Ecológica), abarcaría un amplio dominio de jurisdicción y elaboración de políticas en las áreas de educación, ciencias, y las artes y la cultura. La Asamblea Noosférica Mundial está a cargo de ser el forum supervisor, de más alto nivel y orientado espiritualmente para guiar al Congreso Biosférico Permanente y a la Operación de Rescate de la Tierra en sus misiones, garantizando que los nuevos estándares ecológicos y socio-culturales biosféricos-noosféricos estén siendo implementados y mantenidos. En este sentido, la Asamblea Noosférica Mundial está a cargo de establecer y mantener una visión guía para los pueblos de la Tierra mientras navegan las aguas turbulentas de los años venideros. La promoción del valor de la paz a través de la cultura (incluyendo el nuevo estándar de tiempo de las 13 Lunas/28 días) estará al frente de las acciones de la Asamblea. Lo primero en la orden del día de la Asamblea Noosférica Mundial será establecer la Reserva Noosférica de Altai, creando el protocolo y las guías que definan el propósito y el funcionamiento de este enclave sagrado como una demostración modelo de la aplicación de los valores de la paz a través de la cultura.

  4. En general, estas Comisiones tienen la gran responsabilidad de definir las guías y las reglas para una transición pacífica, en una escala planetaria, del orden social humano causante de la crisis global, a una percepción cósmicamente unificante que comprehenda un orden de realidad completamente nuevo, uno en el que el ser humano esté reintegrado en el tejido mayor de la naturaleza universal. La gente puede decir que esto es muy ambicioso, o incluso imposible. A esto nosotros respondemos que tú debes comenzar por algún lado; debe proporcionarse una visión, y deben darse los pasos preliminares para definir y establecer las formas y los modelos del nuevo ser humano que habrá de evolucionar de esta crisis. La UNESCO y las Agencias de las Naciones Unidas, así como todas las demás organizaciones, agencias, ONGs, etc., involucradas en movilizar esfuerzos para preservar el planeta y trabajar para la paz, deberán ser notificadas y recibir este Resumen y Revisión y el Reporte Conclusivo. El interés urgente del Congreso es cooperar creativamente con esas fuerzas dentro del viejo orden que buscan genuinamente - y sin temor - el cambio positivo. Nuestros aliados y amigos están por todas partes. Cuando el mundo está en juego, no podemos permitirnos aferrarnos a los sesgos o prejuicios de cualquier tipo, sino debemos trabajar todos juntos para crear el Arca de la Salvación.

  5. El seguimiento al Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos está definido para que ocurra en Japón, durante la Luna Cósmica (julio) de 2009, y será conocido como el Primer Congreso Planetario Noosférico. Entre otros tópicos que conformarán la agenda de este Congreso sin precedentes, las tres Comisiones resultantes de este Congreso podrán presentar sus reportes de avances y coordinarse para la segunda fase de su estrategia, la implementación real de sus programas. Además, el Primer Congreso Planetario Noosférico será el foro para una concepción creativa más grande del programa de la Tierra entera que seguirá al crítico clímax del 2012.

Mientras que es importante incrementar la consciencia de modo que podamos realmente hacer cambios en nuestros hábitos y estilo de vida cotidianos - como el vegetarianismo y el plantar árboles - para asumir la plena responsabilidad de todas nuestras acciones, así como para expresar nuestro compromiso para que podamos evitar lo peor y estar genuinamente preparados para lo nuevo, es igualmente importante entender nuestra situación planetaria en el contexto de los procesos de la evolución cósmica de la que nosotros, en nuestra conciencia autorreflexiva, formamos una parte integral. En este sentido, es del mayor valor colocar la fecha ampliamente reconocida y cada vez más aceptada - 2012 - en un marco de referencia que no sólo demuestre la plena naturaleza del proceso cíclico que está finalizando, sino que también proporcione una visión exuberantemente positiva de la siguiente etapa de la evolución que está a punto de desplegarse. Presentamos esto sólo para que nuestras acciones puedan estar mejor informadas.

Conclusión: El Lugar de la Noosfera en la Evolución Cósmica,
Aplicación de la Hipótesis de la Transición Biosfera-Noosfera

haga clic aquí para ver el gráfico: "El Lugar de la Noosfera en la Evolución Cósmica"

La transición biosfera-noosfera es función de la crisis generada por una sola especie planetaria, el ser humano. Por toda su proeza tecnológica, el ser humano ha sido incapaz de ver más allá de las limitaciones de su propia conciencia sin examinar. En su lugar, se ve a sí mismo como un conglomerado de siete mil millones de partículas en persecución de un vasto arreglo de intereses individualistas, sectarios, corporativos, nacionalistas, religiosos e ideológicos que lo mantienen incapaz de llegar a ninguna decisión unificada o acuerdo alguno.

“... irónicamente, es la superficialidad de la visión de la humanidad como una masa de partículas sin ningún destino elevado la que es causa hoy en día de los cada vez mayores problemas ecológicos, ideológicos y morales que bloquean un gran florecimiento de la vida. ¿Cómo podría una limitada concepción de nosotros mismos ser la causa de las grandes dificultades culturales y socioeconómicas? La respuesta es ésta: nuestras creencias acerca de nosotros mismos en relación con el mundo a nuestro alrededor están en la raíz de nuestra consciencia, y nuestros valores determinan no solo nuestras acciones más inmediatas, sino también cómo nuestras estructuras conceptuales de creencias sostienen consciente e inconscientemente nuestra sociedad y nuestra evaluación interna de quiénes somos. Nuestras creencias están cada vez más determinadas por la ciencia y la tecnología. Al mismo tiempo, los seres humanos tienen la sensación intuitiva de que sus cuerpos son movidos por sus pensamientos...”

– Prof. J. J. Hurtak, “La Importancia de la Obra Monumental de Kaznacheev para el
Mundo Post-Moderno,” Introducción a Reflexiones sobre la Vida y la Inteligencia en
el Planeta Tierra: Problemas de Antropoecología Cosmo-Planetaria,
Academia para la Ciencia Futura, 2004, p. 5

Si la noosfera es la capa mental que da acomodo a la inteligencia planetaria, entonces tiene que ver absolutamente con la calidad y naturaleza de nuestros pensamientos, no sólo a nivel individual, sino acerca de nosotros como especie. Si no cambiamos nuestra consciencia, nuestra inhabilidad para cambiar causará el cambio que es necesario, no importa qué tan destructivo pueda ser para nuestras creencias de nuestros días. En otras palabras, la transición biosfera-noosfera es inevitable. De hecho, estamos acelerando el cambio mediante nuestros valores y pensamientos parroquiales, tridimensionales y materialistas acerca de las cosas. La cuestión es: ¿qué tan bien estamos preparados para tratar con ese cambio evolutivo radical, un cambio mental cósmico, por así decirlo? Es con el interés de educarnos a nosotros mismos acerca de este evento venidero, que perseguimos una elucidación profunda del significado de la noosfera.

Primero que todo, incluso para captar la idea de la noosfera - la capa mental planetaria - debemos elevar nuestra consciencia y abrirnos a los principios más generales, elementales y cósmicos de nuestra vida en la Tierra.

Nosotros, como especie, constituimos un solo organismo tejido en la tela de la biosfera, “el lugar de la transformación de la energía cósmica en la Tierra.” (Vernadsky) Como substancia viviente, la biosfera mantiene su equilibrio como una constante biomásica que consiste de la simetría de dos formas de vida: la autotrófica y la heterotrófica. Los autótrofos son aquellas formas de substancia viva que son auto-sustentables, viviendo a base de minerales, agua, la atmósfera y la radiación solar-cósmica; éste es el mundo verde, el reino vegetal en general, incluyendo el plankton y las algas del mar. Los heterótrofos son los animales - desde los insectos hasta el hombre - que viven de las otras formas de vida. Algunos heterótrofos son herbívoros, algunos son carnívoros, y algunos ambos. El punto es que la constante biomásica es mantenida como un equilibrio de las dos formas de vida.

Cuando vemos la crisis de nuestros días desde esta perspectiva, vemos que el equilibrio de la constante biomásica ha sido grandemente perturbado. La especie humana heterotrófica está consumiendo más vida autotrófica de la que es capaz de reemplazar. Esto afecta el equilibrio biosférico en un sinnúmero de formas. Pero además de los dos tipos de vida, está el factor de la inteligencia; en otras palabras, la substancia viva no se desarrolla aparte de una inteligencia en evolución, que es cosmofísica en esencia y no meramente confinada a la vida en la Tierra. Tal como lo describen los científicos rusos V. P. Kaznacheev y A. V. Trofimov:

La tendencia humana al heterotrofismo y su carencia de una compensación para el mundo autotrófico, se ha vuelto amenazante. La substancia viviente y la inteligencia planetaria vinieron a la existencia como partes integrales de la evolución de la inteligencia del universo. Esta Inteligencia o Mente emerge como el observador, como un Sujeto en el mundo objetivo del universo con el fin de reflexionar sobre su propia evolución y realizar nuevos procesos de energía/información. Sin embargo, un fenómeno cósmico anormal está teniendo lugar en nuestro mundo hoy en día. La propensión de la humanidad hacia un heterotrofismo agresivo posee el potencial de destruir el histórico equilibrio auto-heterotrófico en la Tierra.

– Reflexiones sobre la Vida y la Inteligencia en el Planeta Tierra, pp. 20-21

En este contexto, la “inteligencia” es la dinámica noosférica en la evolución de la vida en el universo. Podríamos también sugerir que tanto el desequilibrio de la relación autotrófico-heterotrófico, como la falla contemporánea de la inteligencia planetaria bien pudiera corregirse por la manifestación de la noosfera como un consciente mecanismo regulador de la totalidad de la vida en la Tierra. La aparición de la noosfera como un fenómeno evolutivo consciente es indudablemente un factor precisamente programado; el significado, de nuevo, de la fecha del 2012. Es imperativo, por consiguiente, comprender la naturaleza total y el significado de la noosfera como la expresión de una inteligencia conscientemente dirigida (distinta de una inteligencia inconsciente y azarosa).

Durante la presentación inicial del Congreso intitulada “Una historia breve del tiempo y la crisis de la biosfera,” se hizo una exposición gráfica de “El Lugar de la Noosfera en la Evolución Cósmica.” La imagen sintetizadora de este gráfico fue dibujada a partir de una descripción de la historia de la noosfera en El Lugar del Hombre en la Naturaleza, de Teilhard de Chardin (1955), pp. 81-82:

Supongamos que imaginamos, dentro de un sólido comparable a nuestro globo terráqueo, una onda empezando en el Polo Sur y elevándose hacia el Polo Norte. En todo su curso, la onda en cuestión avanza en un medio curvado, y por lo tanto “convergente,” y sin embargo, al mismo tiempo, durante la primera mitad de su camino (tan lejos, esto es, como el Ecuador), se está extendiendo hacia fuera; más allá de ese punto, empero, comienza a contraerse sobre sí misma. Bueno, entonces, si seguimos el desarrollo histórico de la noosfera, podemos decir verdaderamente que parece conformarse a un ritmo exactamente similar.

Desde su origen y hasta nuestro propio tiempo, la humanidad, mientras se iba conformando y ya en las primeras etapas de organización centrada en sí misma, ciertamente pasó a través de un periodo de expansión geográfica durante el cual su primer interés fue multiplicarse y poblar la Tierra. Y es sólo hasta muy recientemente que “una vez que fue cruzada la frontera,” aparecieron los primeros síntomas en el mundo de un repliegue definitivo y global hacia sí misma de la masa pensante dentro de un hemisferio superior; y una vez que había entrado, pudo, bajo la influencia del tiempo, avanzar solamente al contraerse y concentrarse sobre sí misma.

La implementación gráfica de esta fértil descripción - una elucidación de la hipótesis de la transición biosfera-noosfera - presupone una ciencia de diseño planetario de sistemas enteros. Ésta es una rama de la ciencia cósmica que integra de manera comprehensiva estudios en estética, arte e historia cultural, estudios comparativos e interdisciplinarios en el pensamiento de sistemas enteros, incluyendo estudios en cosmología, astrofísica, geología, la biosfera, y la historia de la ciencia en general.

La hipótesis de la transición biosfera-noosfera puede formularse simplemente así: cuando en el proceso de la complejificación de la materia la biosfera alcanza un punto de crisis máxima - la combustión biogeoquímica - se convierte o muta a una nueva condición, la noosfera. Esta etapa de clímax de la complejificación de la biosfera está coronada por la aceleración de la vida y la inteligencia, culminando en la construcción de la estructura artificial de la tecnosfera. Pero esta estructura planetaria - la globalización o la esfera de la tecnología material y sus medios económicos - es sólo preliminar o antecedente de la noosfera.

La noosfera se refiere a la planetización de la conciencia. Por lo tanto, un punto crítico en la transición a la noosfera es la consciencia de una minoría crítica suficiente para generar, por su sensibilidad y acciones subsecuentes, el pasaje real de la noosfera yendo del caos inconsciente e individualizado de la tecnosfera al incipiente orden cósmico de la noosfera como un consciente mecanismo regulador. Al mismo tiempo, puesto que la biosfera y la noosfera son funciones de las leyes cosmofísicas que gobiernan la ciencia de diseño planetario de sistemas enteros, el momento preciso de la transición y sus factores contribuyentes pueden elucidarse y ser cartografiados, de aquí “El Lugar de la Noosfera en la Evolución Cósmica.”

Antes de describir y comentar la imagen principal del gráfico (claramente dividido en una mitad inferior inconsciente pre-2012, y una mitad superior consciente post-2012), es importante definir unos factores clave en el formato del diseño planetario de sistemas enteros. De acuerdo a los niveles de generalización y complejidad, estos factores incluyen:

I. La esfera planetaria universal y sus procesos. (esquina inferior izquierda)

  1. El planeta, la esfera cósmica que da acomodo a la
  2. Hominización, el horizonte de la materia vitalizada capaz de evolucionar una
  3. Noosfera, el estado avanzado de la planetización de la conciencia

El punto es que no hay planetización sin una esfera planetaria, y no hay noosfera sin una especie planetaria capaz de sostener las propiedades cosmofísicas de la inteligencia y la consecuente emergencia de la conciencia. La naturaleza bipolar de la esfera planetaria (cósmica) define tanto la trayectoria psicoevolutiva del “hombre” (representando la hominización de la materia alcanzando la conciencia, la “materia viva intelectual”), y la descripción psicogeográfica de la noosfera en su trayectoria evolutiva a través de sus dos fases: la radiación y la divergencia (inconscientes), y la compresión y la convergencia (conscientes).

II. La ciencia interdisciplinaria del diseño planetario de sistemas enteros está basada en la percepción de la Tierra como un sistema entero en evolución, consistente de cinco subsistemas principales:

  1. Litosfera, desde el núcleo de hierro de cristal y magma y los varios mantos, hasta e incluyendo las placas tectónicas y las masas de tierra.
  2. La hidrosfera, el océano así como los sistemas de lagos y ríos.
  3. La atmósfera, los ciclos y sistemas electrodinámicos que determinan y controlan los patrones del clima, incluyendo la ionosfera y los campos electromagnéticos.
  4. La biosfera, la vida como un fenómeno unitario, la vitalización de la materia, incluyendo los ciclos y sistemas inorgánicos que la sostienen.
  5. La noosfera - la capa pensante planetaria -, en gran medida una función del estrato biológico más reciente, el ser humano. Como tal, la noosfera incluye una fase evolutiva del humano consciente y del superhumano superconsciente, e involucra un artificial término medio conocido como la tecnosfera, que está concluida por la capa de información conocida como ciberespacio.

El planeta mismo, como una condensación de materia estelar colocada en una órbita particular alrededor de una estrella huésped, es un medio para la evolución de la conciencia, y representa un vehículo para el despliegue inteligente de la evolución cósmica de la materia.

III. Etapas del despliegue inteligente en la Evolución Cósmica de la Materia capacitada por la esfera planetaria. La tendencia de la materia es desarrollarse en la dirección de la complejificación irreversible y evolucionar finalmente a la condición de conciencia cósmica. Dentro de la esfera planetaria, estas etapas u horizontes de la materia incluyen:

  1. Cristalización. Compuestos moleculares auto-organizados en conjuntos estrictos de estructuras de forma generalmente simétricas/geométricas: cubos, octaedros, hexágonos, o en sus combinaciones y agregados, etc.
  2. Vitalización. Etapa en la que la complejificación de la materia experimenta la capacidad para la autogénesis y la auto-replicación. Genera el horizonte biosférico.
  3. Hominización. Etapa en la que la materia vitalizada se vuelve un vehículo de la inteligencia capaz de sostener la conciencia. Inicio de la noosfera como medio planetario inconsciente.
  4. Superhominización. Etapa en la que la conciencia y la inteligencia logran la planetización o plena conciencia y funcionamiento noosféricos.

Mientras que la ciencia de diseño planetario de sistemas enteros está interesada, en general, con la interacción de todos los sistemas entre sí, su foco específico es el rol transicional desempeñado por el ser humano en lo que es referido como la transición biosfera-noosfera. La hipótesis de la transición biosfera-noosfera define el momento presente como el ápex del proceso evolutivo de diseño planetario, tal como es evidente en todas partes que el elemento del pensamiento ha logrado un estatus geológicamente impactante, e.g., el calentamiento global/cambio climático. Según la hipótesis de la biosfera-noosfera, este efecto del pensamiento humano sobre todo el sistema planetario es una señal del comienzo del siguiente gran cambio evolutivo, de la biosfera a la noosfera. El foco del Instituto de Investigación Galáctica (IIG), originador del Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos y de esta descripción gráfica de la historia de la noosfera, es definir la cronografía precisa de esta transición, y, en antelación a este cambio, predicar los “estados noosféricos de la mente o la conciencia.”

Para este fin, podemos dirigir nuestra atención a la imagen principal de este gráfico, siguiendo la descripción global dada por Teilhard de Chardin. El gráfico es en gran medida auto-evidente, y está propuesto para ser estudiado y examinado en sus propios términos. Sin embargo, ofrecemos algunos comentarios descriptivos y definiciones para ayudar en el estudio de esta ilustración.

Descripción de la Historia de la Noosfera
desde el Polo de Generación Psíquica “A” al Polo de Convergencia Psíquica “Ω”
.

Este gráfico representa una geografía de la conciencia, distinta de una topografía espaciotemporal. La imagen principal ocurre entre el horizonte de la hominización y el horizonte post-noosférico. Dos esferas más pequeñas, arriba y abajo de estos dos horizontes, representan la “Fuente-Dios luminosa y autoexistente,” que es tanto el origen como el destino de la evolución de la materia y la conciencia. Una columna axial divide la esfera principal verticalmente, conectando el Alfa noosférico del Polo Psíquico Sur, y el Omega noosférico del Polo Psíquico Norte.

Es inmediatamente evidente que la línea ecuatorial - la fecha 2012 - representa la demarcación entre las dos fases de la evolución de la noosfera: la Fase I, Hominización, y la Fase II, Superhominización. La escala de tiempo es relativa y, en general, más comprimida entre más cerca esté uno de los polos.

Noosfera Fase I: Socialización de la Expansión – Civilización, Individuación, Hominización
Divergencia en Incremento – Noosfera Inconsciente.

Surgiendo del Polo Sur Alfa de la Generación Psíquica, y dentro de la fase radiativa y divergente de la Noosfera I, hay tres horizontes:

  1. Por encima del Polo Sur de la Generación Psíquica, y en forma de abanico, está el horizonte poblador-tribal. Esto representa la radiación primaria del hombre a lo largo de un periodo de muchos miles de años por toda la geografía de la Tierra, desde la temprana etapa homínida del Plioceno hasta la era del Holoceno y la emergencia del tipo homo sapiens. Aquí, todas las cosas básicas - el fuego, el arte, la elaboración de herramientas - están manifiestas, significando el triunfo de la “materia viva intelectual” en la Tierra. Aquí la vida psicosocial está todavía estrechamente integrada con las fuerzas y elementos naturales en unidades tribales que permanecen relativamente constantes y sin variación. Dentro de este horizonte, la noosfera existe como un sueño profundamente tejido y compartido colectivamente.

  2. Horizonte de la emergencia de la socialización en expansión organizada: las corrientes de la civilización. 3113 a.C. (cuenta larga maya, 13.0.0.0). Este horizonte representa los primeros doce baktunes (hasta 1618 AD), y la expansión de las diferentes formas de las civilizaciones e imperios dominados por el surgimiento de las monarquías dinásticas, ya sea en Egipto, China o Perú. En el centro están los nombres de las tres religiones mundiales o cosmopolitas que, apelando al alma individual, cruzan fronteras civilizacionales y culturales. En orden de aparición de abajo hacia arriba, ellas son: el budismo, el cristianismo y el Islam. Si bien hay una diversa complejidad en la agricultura, los artefactos y la arquitectura (de aquí, artefactualización), la vida intelectual y la conciencia de este ciclo de casi 4500 años es aún pre-tecnológica, esto es, pre-mecanicista, y conservada por valores celestiales-agrarios. La noosfera existe como una épica y un mythos heroico compartidos colectivamente de reyes, hombres sabios y santos, sacerdotes, portadores de cultura, mensajeros y héroes y heroínas espirituales. Esta es la fase en donde la materia viva intelectual logra una diversidad cultural sorprendentemente colorida, traspasada e imperfeccionada por una tendencia en aumento a la guerra y a un heterotrofismo agresivo.

  3. Horizonte de la Dominación Mundial Europea Occidental y el Surgimiento del Materialismo Científico (frecuencia mecanicista del tiempo 12:60). Baktun 13: 1618-2012 AD. Aunque ésta es la fase más breve en el tiempo, es también en la que ocurre la mayor actividad; es el tiempo del incremento exponencial debido a la mecanización del tiempo, y la consecuente industrialización de todos los valores de la vida. Aquí la divergencia alcanza su máximo efecto con la atomización de la conciencia en la forma de individuación y egotismo individualista, un efecto reflejado por el subimiento de la Nación-Estado, y el derrumbe consecuente de los imperios y sociedades tradicionales. En 1945, con la formación las Naciones Unidas, había unas 50 naciones miembros; sesenta años después, hay más de 190; China, la más grande, tiene más de 1,100 millones de habitantes, en comparación con Tonga, que sólo tiene 104,000 habitantes. Aunque la conciencia global se logra con la visión de la Tierra desde el espacio, en 1969, las tendencias hacia la divergencia continúan dominando. En realidad, toda esta fase - el clímax de la materia - representa la complejificación última de la materia, conocida como materialismo industrial y su filosofía de la globalización, un tipo de convergencia divergente en la que un imperio invisible de corporaciones transnacionales controlan en realidad la economía de las naciones. La tensión entre el poder desbocado del imperio corporativo y su liga de naciones-estado controladoras, y las contradicciones internas sin resolver de las sociedades más o menos tradicionales y mayoritariamente musulmanas, crea una fuerza limitante de la globalización, el terrorismo, que día con día erosiona el tejido mismo de la “civilización.” El otro factor limitante es el calentamiento global/cambio climático, producido por la motivación por las utilidades monetarias que impulsa el motor económico de la globalización a expensas de los recursos naturales y de la biosfera como un todo. Hoy en día (2006), estas dos fuerzas contra-activas han circunscrito de manera efectiva la globalización. La noosfera es virtual con la Internet, pero la conciencia está todavía sostenida mediante la privatización de los valores en 7 mil millones de burbujas. El incremento simultáneo de la ciencia, la conciencia y el radio de la actividad humana son preparativos para la emergencia real de la noosfera. El agresivo heterotrofismo humano-tecnosférico, combinado con la implacable mercantilización (comodificación) de la materia y las subsecuentes reacciones socio-ambientales, constituyen un evento cosmofísico: la creación de una alteración mutacional de la conciencia y la inteligencia conocida como la transición biosfera-noosfera.

La Transición Biosfera-Noosfera – 2012-2013
El Clímax Final de la Materia y la Transformación en Conciencia Cósmica. 

“Dentro de esta {cosmosfera}, el ser humano representa el medio evolutivo transformador y el punto pivotal para que el espíritu adquiera su conocimiento autorreflexivo necesario para completar su carácter universal. Es este propósito espiritual el que dota al ser humano con su perdurable verdad interna.”

– Crónicas de la Historia Cósmica, Volumen II, Libro del Avatar, p. 240

La línea ecuatorial 2012 del globo noosférico define el límite de la divergencia, la radiación y la socialización de la expansión. La civilización está en una ruta de colisión con su medio ambiente; está devorando la biosfera con una avanzada voracidad tecnosférica (heterotrofismo de los medios artificiales), mientras que en su interior, está cometiendo suicidio por medio de la guerra, el terrorismo, y la inhabilidad acelerada para integrar psíquicamente y dar acomodo socialmente a la tasa de cambio generada por la tecnosfera.

El ritmo exponencialmente acelerado representa el extremo de la mecanización y el tiempo artificial; la fuerza impulsora tras la política monetaria que convierte a la materia en la substancia mercantilizada (comodificada) del consumo adictivo. “La economía, como un organismo, está destruyendo la faz de la Tierra y amenazando la existencia del ser humano.” (Kaznacheev y Trofimov, Reflexiones… p. 31) La aparente inconvertibilidad del orden actual tecnosférico de la globalización - el complejo de estructuras dominantes de las naciones-estado, organizaciones corporativas y el sistema económico de soporte, tomado como un todo - constituye un tipo de fractal de campo holográfico generado inconscientemente, una creencia colectiva tan penetrante que se supone que es la auténtica realidad, aunque su naturaleza es la de una alucinación de masas.

Amenazada por todos los frentes por el cambio climático, el terrorismo, la guerra, el crimen, y la degeneración social, el fractal de campo holográfico globalmente dominante está a la vera de colapsar, de implosionar, de escindirse. Esto es lo que está presagiado por la línea de demarcación del 2012 entre la Noosfera I y la Noosfera II. La Fase de la Hominización está a punto de terminar; la etapa de la Superhominización está a punto de comenzar. Es importante tener en mente que la noosfera es un horizonte cósmico que representa un cambio a la predominación del rol de la conciencia y la inteligencia en la evolución de la materia y la vida en el universo.

Así que, cuando hablamos del advenimiento de la noosfera, nos estamos refiriendo al develamiento mental de un nuevo fractal de campo holográfico generado cósmicamente, uno que reemplazará al viejo. Todo lo que se necesitaría para que esto ocurriese es una falla momentánea en el campo electromagnético del planeta, provocada, digamos, por una inmensa Eyección de Masa Coronaria, o incluso un cambio en el magnetismo polar del Sol. En tal ruptura momentánea del campo electromagnético terrestre, muchas creencias negativas condicionadas (memorias) podrían borrarse o mezclarse severamente, y, más significativamente, un nuevo fractal de campo holográfico operativo podría establecerse instantáneamente. De esta forma, se revelaría la siguiente onda de inteligencia evolutiva cósmica. Debido a sus tendencias a perdurar y trascender, las formas mentales universalmente positivas aguantarían la ruptura electromagnética para ser retenidas en el nuevo contexto perceptual o anticipación de algo maravilloso y nuevo a punto de desplegarse. El nuevo holograma colectivo parecería como un cuento de hadas hecho realidad. De esta forma podemos concebir la venida de la conciencia cósmica: la noosfera planetaria.

Sea cual sea la forma en que ocurra este evento sin precedentes, está generalmente acordado que algo tiene que ceder. Con las curvas exponenciales del dióxido de carbono, el calentamiento global, el aumento poblacional, la extinción de especies, la guerra, las sequías, o cualquier combinación de estos factores, es inevitable cierta ruptura en el aparato de la civilización y sus consecuencias psicosociales. El potencial para que la biosfera se transforme en una necrosfera está ahí. Pero esto es válido sólo si ignoramos la dimensión espiritual y suponemos que todo lo que existe son las interacciones que ocurren en la realidad física tridimensional. Éste no es el caso, pues nosotros vivimos en un universo multidimensional.

La realidad virtual muestra que estamos ávidos de una liberación en un mundo paralelo, un reino imaginal que no sea sólo un reflejo de nuestras peores pesadillas, sino de nuestras aspiraciones más sublimes y elevadas. En el tiempo asignado antes del 2012, podemos esforzarnos en la construcción de una matriz telepática planetaria para habilitar el develamiento del nuevo fractal de campo holográfico cósmico: el modelo supermental de la noosfera conciente (Proyecto CREST13). Nosotros podemos poner a nuestro mejor mundo paralelo en fase con el lugar en donde nos encontramos. “Suponemos que sólo la interacción con el mundo paralelo cosmofísico en el que vivimos y su asimilación puede ser el ‘demiurgo’ que saturará y cambiará las estructuras de campo atómicas/moleculares de modo que podamos sobrevivir en este nuevo ambiente planetario.” (Kaznacheev y Trofimov, Reflexiones … p. 33)

Noosfera Fase II: La Socialización de la Compresión - Totalización Psíquica - Superhominización
Convergencia en Incremento – La Noosfera Consciente.

63. Las Leyes y Programas Universales preparados hace siglos han sido preparados de acuerdo a las Unidades de Tiempo del Mundo. A la fecha, el Tiempo ha ganado Velocidad. Las fechas se están acercando.
64. La Escasez de Tiempo está siendo mencionada como resultado del Periodo de Tiempo que será acelerado aún más.
65. Tú estás enfrentado con un cambio de Era. No olvides esto. Todo se acomodará en su curso silenciosa y profundamente.
66. Vuestro Planeta, que pasará por una Era Cósmica por tres siglos, alcanzará la ERA DORADA sólo hasta después.

– “Información General,” La Era Dorada, Pasajes de El Libro del Conocimiento,
Fundación Mevlana, Estambul, 2000, p. 61

Lo más elevado y lo mejor de nosotros supone que lograremos pasar por el ojo de la aguja, 21 de diciembre de 2012, al participar en la más grande aventura que hayamos encontrado nunca, una mutación planetaria de la conciencia llamada el advenimiento de la noosfera. Esta es la Noosfera II, la fase superhumana de convergencia en incremento, la noosfera consciente. En la nueva realidad post-2012, el mundo habrá cambiado en todo, para bien. La historia habrá terminado definitivamente. Un nuevo ciclo habrá de empezar. Con unas percepciones clarificadas y una mente fresca, la vista increíble de la entrada a la civilización cósmica estará frente a nosotros. Todo será sentido, percibido o conocido de acuerdo a la capacidad de cada uno.

En este ciclo de la Noosfera Fase II, hay tres horizontes complementarios:

  1. Horizonte Noosférico Planetario. 2013 +300(?). Aquí la biosfera ha cambiado de condición. El nuevo fractal de campo holográfico ha sido recibido mentalmente como un fenómeno planetario. Un cambio radical en la conciencia ha ocurrido. El viejo fractal de campo holográfico, mantenido por la frecuencia del tiempo mecanizado (12:60), ha sido disipado. Ese tiempo ya no está. En su lugar, hay una restauración en el tiempo natural, conocido como la frecuencia 13:20. Este es el valor del calendario de 13 Lunas/28 días. Normaliza universalmente este tiempo como un dato de la esfera mental humana, colocándola en resonancia con el ciclo de 52 años de Sirio B en su rotación alrededor de Sirio A. Esta cosmificación del sentido del tiempo amplía la “Socialización de la Expansión,” experimentada como la sensación de ser un solo organismo planetario. La guerra ya no va a ser posible. La “Totalización Psíquica” es la expansión de la mente al campo de la telepatía universal, un complemento a la socialización de la compresión. Hay una consciencia de reconexión cósmica, en la que el aislamiento del ego en su individuación está reemplazada por la inmersión consciente en el Ser Profundo, la esencia universal del alma. Sobra decirlo, esto resulta en una reorganización tremenda de las auto-percepciones y de los valores, así como en una experiencia grandemente aumentada del poder personal. Este es el inicio del conocimiento innato de la Superhominización. Internamente, abundan las percepciones y los “mensajes” recibidos de los órdenes cósmicos de la realidad. Nuevas formaciones grupales ocurren naturalmente para la exploración de los nuevos poderes y percepciones psíquicos. Las necesidades económicas son reorganizadas en forma acorde. El reconocimiento de la necesidad de restaurar el equilibrio autotrófico/heterotrófico resulta en una sociedad mucho más sedentaria, operada por una tecnología altamente eficiente basada en forma limpias de energía, complementada por unos deseos materiales disminuidos, pero de una cualidad aumentada y un interés estético profundizado. De hecho, el ser humano aspirará a un nuevo autotrofismo cósmico. Se desarrollan unas nuevas percepciones y normas artísticas fabulosas para integrar la dimensión mental humana al medio ambiente cosmoplanetario. Esto da lugar a una visión colectivamente percibida del Entero de Arte Cosmoplanetario, que proporcionará el emocionante foco central de la actividad pan-humana, facilitando la “planetización de la conciencia.” Científicamente, se entenderá que hemos entrado en una nueva era geológica, la psicozoica. Esto representa, entre otras cosas, la fase de la interiorización de la conciencia en la materia, epitomizada por la interiorización psíquica de la Tierra; sentiremos toda la Tierra dentro de nosotros como un nuevo tipo de conocer. Esta es una consecuencia de la tendencia cósmica hacia la Convergencia en Incremento: de la materia, el tiempo, el espacio, la mente y la conciencia. Los gobiernos y los estados serán reemplazados por la auto-definición autónoma de las bioregiones, cada una gobernada por su propio consejo, que organizarán un Congreso Planetario Noosférico cuando se considere necesario. La religión será una cosa del pasado, pues todos sabrán normalmente desde su interior el significado de Dios, la Naturaleza y la Realidad. Más o menos de esta forma se realizará la primera etapa de la Noosfera Consciente. El homo noosphericus se habrá llegado a dominar a sí mismo.

  2. Horizonte de la Plena Participación en la Civilización Cósmica. Realizada como el Entero de Arte Planetario, la civilización cosmoplanetaria de la Tierra noosférica será fácilmente absorbida en las etapas superiores de la Civilización Cósmica. Esto será el amanecer de la Era Dorada. El superhumano experimentará el pleno florecimiento de su potencial supermental a través de la evolución última de su cerebro, el perceptor holomente, el órgano sensorial cósmico incrustado en el cuerpo calloso, unificando sinergísticamente los dos hemisferios. Las experiencias multidimensionales se volverán ahora la norma. Esto completará el proceso de totalización psíquica y la integridad del orden cósmico será una imagen sostenida por el perceptor holomente. El banco psi de la noosfera se convertirá en el único órgano de todo el pensamiento humano. Exuberante en la siempre cambiante maravilla del Entero de Arte Planetario, será verdaderamente el paraíso en la Tierra. La realización del humano como un autótrofo cósmico - un telépata biosolar - estará en ascenso, pues el ser humano aprenderá a sintetizar su propio sustento de la atmósfera y de la radiación solar-cósmica, aumentado por las “comuniones” con las frutas y el agua. Experto en el desplazamiento dimensional, el ser humano viajará fácilmente a otros mundos, ganando de esta forma nuevo conocimiento e información.

  3. Horizonte Superluminoso de la Convergencia Holonómica Total. Aquí estamos casi más allá de nuestras capacidades imaginativas, pues hemos entrado en la etapa suprahumana. Las formas más elevadas de la Civilización Cósmica han sido logradas. La condición de comunión galáctica permite al ser humano mudar su cuerpo a voluntad. La ingeniería y monitoreo de nuevas formas de vida planetaria en éste y en otros universos se vuelve una opción. Pero en esencia, las fases intermedias de la hominización y la superhominización por las que la materia es transmutada en conciencia cósmica estarán cumplidas en este punto. El ser humano se ha vuelto tan completamente trascendente, que ya no es más que algo tan totalmente otro en su magníficamente conclusión luminosa, como para ser irreconocible.

  4. Polo Norte Omega de Convergencia Psíquica. Aquí el viaje retorna a la Fuente. La conciencia se fusiona con la luz, y la luz asciende, luz sobre luz, a otros universos.

En 1944, Vernadsky escribió: “Los hombres de estado deberían ser conscientes del proceso elemental actual de transición de la Biosfera a la Noosfera. La propiedad fundamental de la energía biogeoquímica está claramente revelada en el aumento de la energía libre de la biosfera con el tiempo geológico, especialmente en relación con la transición a la noosfera … sólo el hombre transgrede el orden establecido … trastorna el equilibrio, aunque no podemos estar seguros en este momento si él lesiona materialmente al mecanismo transformador o simplemente lo redistribuye.”

Nosotros sabemos ahora que los cambios son irreversibles. El rol de la civilización ha sido cumplido. La fuerza cosmofísica de la mente operando a través del organismo humano ha remodelado la Tierra y el futuro. La transición a una nueva era geológica es ahora inevitable. Lo que había sido tomado como un atributo lateral de la complejificación de la materia - el pensamiento y la conciencia humanos - ha resultado ser una fuerza irrefutable de la naturaleza, remodelando el medio ambiente y la geología de la Tierra. Sin embargo, no será la Tierra la que va a destruirse, sino son simplemente las fundas externas de la civilización las que se van a extinguir o barrer de lado, y muy pronto. Esto es de lo que Vernadsky advirtió. Lo que podemos hacer es prepararnos. Mediante las Tres Comisiones formadas en el Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos, hemos ofrecido una prescripción para facilitar la transición. Cambiar ahora nuestra forma de vida es la mejor preparación. Simplificar nuestra dieta y estilo de vida, cesar la violencia hacia nosotros mismos y hacia la Tierra, apoyar el cambio positivo, purificar el cuerpo y la mente, establecer nuevas comunidades, ejercitarse en la exploración telepática (Proyecto CREST13), y procurar la compasión y los medios hábiles siempre que podamos. Porque esta transición no es sino un momento pasajero. El Amanecer está a punto de alborear, y con él, un nuevo mundo, un nuevo cielo, una nueva Tierra. Aquellos que estén listos serán renovados con él. No tengamos ninguna duda: la noosfera es el único futuro.

Antecedentes y Referencias

La obra de un buen número de investigadores proporciona los fundamentos para la hipótesis de la transición biosfera-noosfera, siendo el primero de entre ellos V. I. Vernadsky, quien definió la naturaleza de la biosfera a través de su obra pionera, La Biosfera (1926), y quien fue el primero que exploró la noción de la transición biosfera-noosfera en muchos trabajos, más notablemente en Problemas en Biogeoquímica II (1944). Fue Vernadsky, junto con el paleontólogo francés Pierre Teilhard de Chardin, quien acuñó la palabra noosfera en 1926. Es particularmente en su trabajo sintetizador, El Lugar del Hombre en la Naturaleza (1955), en donde Teilhard de Chardin define a plenitud la evolución de la noosfera como un fenómeno planetario, tratando el tema de la transición a su siguiente etapa - la “superhominización” -, o la planetización de la conciencia.

Otros pensadores que han contribuido a la premisa del diseño planetario de sistemas enteros son R. Buckminster Fuller (Sinergética y el Manual Operativo para la Nave Espacial Tierra), James Lovelock (La Hipótesis Gaia), y varios investigadores “cosmistas” rusos, incluyendo a N. A. Kozyrev, V. P. Kaznacheev, Alexander Trofimov, y Alexei Dmitriev, todos miembros de la Academia de Ciencias Rusa. Los trabajos seminales de Kaznacheev y Trofimov incluyen: La Conciencia Cósmica de la Humanidad: Problemas de la Nueva Cosmogonía (1992), y Reflexiones sobre la Vida y la Inteligencia en el Planeta Tierra: Problemas de Antropoecología Cosmo-Planetaria (2004). La obra monumental de Sri Aurobindo y la Madre (Síntesis del Yoga, La Vida Divina, etc.), también trata el asunto de la evolución supermental y la transformación de la materia desde la perspectiva del Yoga Integral. La concepción del Segundo Congreso Planetario de Derechos Biosféricos y la investigación de respaldo a la hipótesis de la Transición Biosfera-Noosfera para este documento son facetas del Proyecto Noosfera II, del Instituto de Investigación Galáctica (IIG) (www.lawoftime.org). El Proyecto CREST13 (Centros para la Restitución de la Mente Natural) está patrocinado por el IIG. El IIG es un centro de investigación afiliado al ISRICA (Instituto para la Investigación Científica y el Estudio de la Antropoecología Cósmica), encabezado por los académicos V. P. Kaznacheev y A. V. Trofimov, miembros de la Academia de Ciencias Rusa, Novosibirsk. El IIG también está afiliado a la NSEWA - Asamblea Mundial Noosférica Espiritual Ecológica - fundada y supervisada por Lyubov Gordina, ex-miembro del Dumas (parlamento ruso).

Respecto al significado del 2012, la película recientemente estrenada, “2012: La Odisea,” revisa comprehensivamente el significado de esta fecha. Para más información, ver:
www.2012theodyssey.com
www.sacredmysteries.com

......................

© Año Mago 6 (2011) Fundación para la Ley del Tiempo